19 de noviembre de 2007

Nuevas evidencias de la catástrofe de La Atlántida

Una inundación hace 8.300 años en el Mediterráneo Oriental, que para algunos podría ser el origen de la leyenda del Arca de Noé, según el investigador Jaime Manuschevich es la reafirmación una vez de más su teoría. Esta catástrofe en el Mediterráneo Oriental, que hizo colapsar la primera civilización humana que prosperaba en la región, fue la que dio origen al mito de la Atlántida.

Las nuevas evidencias científicas las obtuvo un equipo británico empleando sistemas de datación con carbono y pruebas arqueológicas. Estas evidencias muestran que el colapso de la capa de hielo de Norteamérica, elevó el nivel del mar en todo el mundo hasta 1,4 metros, lo que desplazó a decenas de miles de personas del sureste europeo que ya practicaban la agricultura.

Los investigadores dijeron en la publicación Quaternary Science Reviews que su trabajo proporciona pruebas evidentes que relacionan la inundación que ocasionó la separación del Mediterráneo del Mar Negro con el incremento de la agricultura en Europa.

"Miramos todos los datos anteriores sobre agricultura en Europa, y encontramos algo de agricultura en Grecia y los Balcanes justo antes de la inundación", dijo Turney en una entrevista telefónica. "Cuando llegó la inundación, la agricultura parecía haberse detenido, pero se reestableció una generación después en toda Europa".

Los expertos reconstruyeron las costas mediterráneas y del Mar Negro antes y después del alza del nivel del agua y estimaron que la inundación cubrió unos 73.000 kilómetros cuadrados durante un período de 34 años, lo que originó el desplazamiento de las poblaciones.

Pruebas arqueológicas anteriores han mostrado que las comunidades de la región ya cultivaban la tierra cuando se produjo la inundación. El equipo de Exeter sugiere que la migración masiva provocó una expansión repentina de la agricultura y la producción de alfarería en todo el continente. Los científicos creen que estas personas se llevaron sus conocimientos a otros lugares poblados anteriormente por cazadores y recolectores, donde no había ninguna prueba de agricultura.

Según señala la teoría de Manuschevich, ésta fue una de las varias áreas afectada por la catástrofe climática de aquel período, pero el desastre también afectó al centro de la civilización de la Atlántida, la región actual de Israel y Sinaí, como lo señalan otros estudio, como los de la geóloga Pareschi, lo que en definitiva hizo colapsar la civilización en ascenso, obligando a los sobrevivientes a migrar a nuevos puntos de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada