9 de noviembre de 2007

Breve texto sobre monstruos marinos


Esto parece que es una especie de punteo para un tema que alguna vez habrá salido en VIVE! me imagino... No estoy realmente seguro, pero bueno.... los monstruos marinos son maravillosos.

Si el documental Aliens of the Deep de James Cameron sacó a la luz a los seres de las fosas hidroventales, también hay una serie de testimonios que delatan la existencia de verdaderos monstruos marinos. Sin ir más lejos, muchos mapas y crónicas de la edad media están plagados de referencias a serpientes marinas, sirenas, leviatanes y todo tipo de criaturas que amenazaban a los intrépidos navegantes de la época.

Un ejemplo claro de esta creencia lo entrega el texto Historia de los Pueblos del Norte (1555) del obispo sueco Olaf Magnus. El religioso relata que los navegantes de la costa de Noruega conocían serpientes marinas de 60 metros de largo, con melena blanca y escamas negras, capaces de devorar corderos, ovejas y cerdos, y que a menudo atacaban las embarcaciones.

Por otro lado, los vikingos creían que en cualquier momento podían toparse con el krakén, un legendario calamar gigante cuya leyenda de seguro inspiró a Verne. Lo
interesante es que durante siglos se pensó que un animal de estas características era solo un mito, pero hoy en día se ha documentado la existencia de una especie de cefalópodo, el Architeuthis Dux, que llega a medir hasta 18 metros de largo.

Esto hace que se plantee la posible existencia de otros monstruos marinos a partir de algunos hallazgos que se han producido en distintas partes del mundo. Los investigadores los llaman “globsters” y se caracterizan porque a primera vista no parecen pertenecer a algún animal conocido. El caso más conocido sucedió en Tazmania en 1960, cuando se descubrió una extraña masa de seis metros de largo y 4 de ancho. Los análisis no dieron resultados definitivos debido al avanzado nivel de descomposición, aunque se cree que podrían ser restos de ballena.

Casos similares han ocurrido en todo el mundo. Sin ir más lejos, el año 2003 Chile fue escenario de un “globster” hallado en la playa Los Muermos. Sin embargo, luego se comprobó que era grasa de ballena. Pero hay casos que se prestan a discusión. En febrero de 1977 el barco pesquero japonés Zuiyo Maru encontró entre sus redes los restos descompuestos de un animal de gran tamaño que, de acuerdo a algunos investigadores, podría corresponder a un plesiosaurio. Otros estudios, sin embargo, concluyeron que la foto tomada por el capitán del navío -y que adorna este texto- era de un tiburón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada