24 de agosto de 2007

La Atlántida está en Israel

Jaime Manuschevich es chileno. Y su teoría sobre la Atlántida es una de las más respetadas en la actualidad por los investigadores del mito de Platón. En su sitio LaAtlántida.cl hay varios documentos y datos sobre su teoría y el libro que publicó. Además, fue entrevistado para la revista Muy Interesante de agosto (edición chilena) y en el blog Desenfocados hay un extracto de una entrevista donde explica claramente por qué piensa que la Atlántida estaba en Israel. A continuación, un fragmento del texto:

En breves palabras, ¿en qué consiste su teoría, qué pruebas existen?
En mi libro, La Atlántida, el mito descifrado (2002), planteo que el lugar real de la civilización mítica es el territorio norte del Gran Valle del Rift o la antigua Canaán, que hoy corresponde a Israel y el Sinaí, que fue una isla hasta el año 5.600 antes de la era común, según lo que establecieron los geólogos Ryan y Pitman. Este territorio está rodeado por el valle de Jeezrael por el norte, por el Mar Muerto y el Mar Rojo por el este, y el Golfo de Suez por el oeste, que son importantes depresiones.Si allí hubiese agua, como en un pasado no muy remoto, el territorio sería una isla, la más grande de la región mediterránea porque tendría el doble de territorio que Sicilia. Una buena foto aérea despeja toda duda de lo que digo.

Las pruebas existentes son abundantes en todos los campos de la ciencia y la investigación. En ese territorio existieron, hace más de 11 mil años, los natufitas o natufienses, que justamente fueron los primeros productores de alimentos de la historia humana, lo que dio inicio a la civilización. También está allí la primera ciudad reconocida, Jericó, que en mis conclusiones fue un puerto al mar Muerto, ubicado en un estrecho mar, tal como dice el mito. Los pueblos antiguos de la región, todas las ramas de los cananeos, incluidos judíos y fenicios, tenían al toro como un animal de sacrificio, tal como dice el mito. La tierra, antes fue una zona muy prodiga, en la cual hubo muchísimos cultivos. Allí hay numerosas ciudades antiquísimas, tales como Jericó, Järmo, Ugarit, Asikli, Tell Halaf, Abu Hureira, 'Ain Ghazal, Tell Aswad, Ain Mallah, Beida, Sela o Mureybet. Su influencia cultural es absolutamente visible en el sur oriente de Europa, Egipto y Mesopotamia. En esa región están los primeros puertos, ratificando su antiquísimo historial marítimo, como dice el mito. La región está llena de canales o wadis (ríos secos), tal como señala el relato. Este territorio tiene una forma oblonga, como cuenta Platón.

Los más actuales estudios de la genética humana ratifican que ese es el punto de la tierra del cual salieron los pueblos agricultores, con los Haplogrupos M35, M172 y 12f2.1, que se diseminaron hacia Europa y Asia. También ese territorio ha sido desde hace milenios el escenario de lucha entre dos meganaciones neolíticas: semita e indoeuropeos, o como lo plantea esta leyenda, entre atlantes y griegos. Allí existieron antiguamente sistemas federales de gobierno, encabezados por reyes sacerdotes, como establece esta saga. A los datos de Ryan y Pitman sobre el desastre que la destruyó, hoy se suman los datos de la geóloga italiana Maria Teresa Pareschi, quien este año detectó un gigantesco tsunami en el Mediterráneo oriental, provocado por un gran derrumbe del volcán Etna, en las mismas fechas de Ryan y Pitman y que yo establezco para su colapso, que golpeó brutalmente la zona. En fin, los datos abundan en todos los campos de la ciencia, la arqueología y la historia".

1 comentario:

  1. intreesante... y donde se consigue el libro?

    ResponderEliminar