1 de septiembre de 2007

Mokele Mbembe, el saurio del Congo


Se supone que los dinosaurios están extintos, pero algunos criptozoólogos aseguran que en las selvas del Congo se esconde un saurio conocido por los nativos como el Mokele Mbembe ("el que detiene los ríos"). A continuación, un fragmento de lo que dice la Sociedad Española de Criptozoología sobre este críptido:

... Durante dos siglos han llegado informes desde el Congo que hablan de una misteriosa criatura "mitad elefante-mitad dragón", que se esconde en las marismas de este rincón de Africa. Se le ha llamado de distintas formas según el dialecto de la zona donde se dice haberlo avistado: Gabón (amali, n´yamala), Camerún, República Centroafricana (songo, badigui, etc..) y República Popular del Congo -pantanos del río Likouala- ( Mokele-mbembe).

En 1913, un oficial alemán, Freiherr Von Stein zu Lausnitz, organizó una expedición al norte de la República Popular del Congo. En el informe que redactó a su vuelta, Von Stein cuenta cómo los guias nativos le hablaron de la existencia de un extraño animal llamado "mokele-mbembe". "Se dice que es una bestia de color gris pardusco y de tamaño aproximadamente igual al de un elefante. Tiene el cuello largo y flexible y un solo diente, aunque muy grande; otros aseguran que se trata de un cuerno. Unos pocos hablan de una cola musculosa como la de un caimán. Vive en los ríos y trepa a las orillas en pleno día para buscar alimento. Su dieta está compuesta exclusivamente por vegetales. Incluso nos mostraron su planta favorita, una especie de liana cuyas frutas son ligeramente parecidas a las manzanas".

Por su parte, el biólogo norteamericano Roy Mackal, que organizó 2 expediciones al Congo en 1980 y 1981, recogió numerosas testimonios acerca del Mokele-mbembe en la región del rio Likuala. Según los nativos, se trataría de un animal de cuello y cola largos con el cuerpo grueso como el de un elefante y cuyas huellas muestran unicamente tres garras. No muy lejos del Congo-en el Gabón- Alfred Aloysius Horn, un aventurero inglés del siglo XIX, habla en sus memorias de una criatura similar denominada jago nini( el zambullidor gigante) o amali cuyas pisadas "tienen el tamaño de una sarten y están coronadas por 3 garras en vez de cinco".

¿Un saurópodo sobreviviente de la prehistoria? ¿Un animal mutante (mutante en el sentido de ser un ejemplar de una especie conocida con alguna clase de defecto genético, como gigantismo por ejemplo)? ¿O simplemente un caso de identificación errónea? ¿Una leyenda local?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada