16 de enero de 2008

Breves de la Logia Lautarina


Estos son unos extractos breves de un reportaje que publicamos en Muy Interesante sobre la Logia Lautarina, sociedad secreta de la época de la Independencia de la cual O'Higgins y otros próceres formaron parte... Los textos son de Ortega y Cristián López. El boceto, de Maestro Pérez.

ORÍGENES CONCRETOS

La Gran Reunión Americana, también conocida como Logia de los Caballeros Racionales fue fundada por Francisco de Miranda en el año 1797 en Londres. El apelativo de Logia Lautarina o De Lautaro se debe a los relatos que contó Bernardo O’Higgins a Miranda sobre las hazañas de Lautaro en contra de la dominación española. El objetivo de esta logia era lograr la independencia de América de los españoles, estableciendo un sistema republicano unitario y un gobierno unipersonal. Aunque nació y se desarrolló principalmente en Argentina, su influencia se extendió por otros países sudamericanos, como Chile, Perú y Uruguay, con la finalidad de influir en los respectivos gobiernos.

Su organización y estructura estaba inspirada en las logias masónicas, y en su inicio fue dirigida por José de Gurruchaga. En 1807, Miranda fundó en Cádiz y Madrid filiales de los Caballeros Racionales. Su principal misión fue establecer gobiernos independientes en América Latina. Dado su carácter de organización secreta ayudó a coordinar y establecer contactos entre muchos de los líderes de la independencia de Chile y Argentina. Asociados destacados de la logia fueron Bernardo O’Higgins y José de San Martín. O’Higgins fue el autor de la Constitución Matriz de la Logia Lautaro establecida en Chile.

ILUSTRES NOMBRES
Aunque no hay consenso absoluto de miembros de este grupo, en listas e investigaciones suelen repetirse los siguientes nombres:
  • Francisco de Miranda, Santiago Mariño, Andrés Bello, Luis López Méndez y Simón Bolívar, de Venezuela.
  • José María Caro, de México.
  • Bernardo O’Higgins, José Miguel Carrera, de Chile.
  • Juan Pablo Fretes, sacerdote de Paraguay.
  • José de San Martín, José Matías Zapiola, Juan Martín de Pueyrredón, Carlos de Alvear, Bernardo de Monteagudo, Gervasio Posadas y Tomás Guido, de Argentina.
  • José Cortés Madariaga, sacerdote chileno, prócer de Venezuela.
  • Francisco Isnardi, italiano, nacionalizado venezolano, amigo de Francisco de Miranda.

LA LOGIA LAUTARO DE SANTIAGO

La filial chilena –y a postrer la más importante– fue fundada en nuestra ciudad capital el 12 de marzo de 1817, tras el triunfo de los patriotas en la Batalla de Chacabuco. Directa dependencia de esta jurisdicción tuvieron las filiales de Mendoza, Perú, Bolivia y Uruguay. Se acusa a la Logia Lautarina chilena de planear el fusilamiento de los hermanos Carrera en Mendoza y del asesinato de Manuel Rodríguez en Til-Til, ambos eventos en 1818.

ENEMIGOS DECLARADOS

Se dice que su influencia, a través de una red muy extensa de corresponsales y adictos, tuvo que ver con los acontecimientos de 1820 en España. A la sublevación del ejército expedicionario con destino a América a cargo de Rafael del Riego en Cádiz y el comienzo de un régimen liberal que facilitaron la independencia americana americana. Actuaba en forma secreta y eficaz y pronto se extendió a Santiago, adquiriendo poder. Sin autoridad legal, ejerció influencia en los acontecimientos.

Implacable contra sus enemigos y escondida en el anonimato, la Logia se ganó el rechazo de muchos patriotas. Manuel Rodríguez, que se movía independientemente de acuerdo a su propio temperamento y espíritu inquieto, pronto se trasformó en una molestia. A medida que el guerrillero se hizo más popular, se decidió buscar la forma de eliminarlo. Y la ocasión se presentó propicia a raíz de la irrupción del caudillo en el palacio de gobierno y su posterior encarcelamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada